Música campesina, de Alberto Fuguet

Alejandro Tazo (Pablo Cerda), chileno, viaja a Nashville, Estados Unidos, siguiendo un amor. Y se encontrará con que las cosas no son tan fáciles ni tan previsibles ni tan lineales (tampoco la película nos informa todo esto en este orden), y que ser extranjero implica cierto grado de alienación. Y que definirse allí como fan de Johnny Cash es como confesar que se respira oxígeno. Y que hablar el idioma del otro genera mucho cansancio. Fuguet, que en Velódromo (exhibida en el Bafici 2010) había hecho mover a su protagonista (también Pablo Cerda) por Santiago en bicicleta, aquí lo detiene en la ciudad del country. Sin embargo, ese estatismo no significa para el escritor y director chileno la inmovilización narrativa. Tazo quiere trabajar, conocer gente, hacer que su viaje valga la pena. Música campesina es la película de un narrador, que además sabe poner en escena –a través de brillantes conversaciones– conflictos y sentimientos. Fuguet es alguien para quien la escritura de los diálogos es clave para constituir su voz como cineasta independiente, con acento en el adjetivo y también en el sustantivo.

Dirección y guión: Alberto Fuguet

Fotografía: Ashley Zeigler

Montaje: Sebastián Arriagada

Produccion: Alberto Fuguet, Ted Fischer, Sarah Childress, Mauricio Varela

Duración: 100 minutos

Anuncios

0 Responses to “Música campesina, de Alberto Fuguet”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: